Contenidos

Transferencia Embrionaria

Complejidad: Intermedia

La transferencia embrionaria consiste en la introducción del embrión o embriones procedentes de un procedimiento de una Fertilización in Vitro (FIV) (ya sea propia o de donantes) en el interior del útero de la solicitante para que se produzca la implantación, favoreciendo así el embarazo.

Tásas de Éxito

60% en cada transferencia.

Estadísticas

Se estima que más de 8 millones de bebés han nacido mediante el tratamiento de fertilización in vitro desde el primer nacimiento por FIV en 1978 en el Reino Unido.

Cómo y Dónde

La transferencia embrionaria se suele llevar a cabo de forma ambulatoria, en un quirófano o en una sala anexa al laboratorio en el que se cultivan los embriones. Con la mujer situada en la posición correcta, se coloca un espéculo estéril en la vagina; se colocan los embriones en la cánula de transferencia y se introduce ésta suavemente a través del cuello del útero, hasta llegar al endometrio, donde se depositan con mucho cuidado los embriones. Todo el proceso es monitoreado mediante una ecografía, para asegurarse que los embriones se coloquen en el sitio correcto, favoreciendo así la implantación, que es el siguiente paso de este proceso.

Procedimientos

 
  • Para iniciar la transferencia de embriones, primero se debe corroborar que la mujer receptora goza de buen estado de salud por medio de una revisión clínica.
  • De ser ese el caso, se prepara el endometrio que va recibir los embriones con parches, medicación oral o comprimidos vaginales y se monitorea por ecografía la evolución del endometrio. En pocos días, el útero queda listo.
  • Unas horas antes de la transferencia, se retiran los embriones del congelador donde han sido crioproservados. Una vez a temperatura ambiente, se aplica una solución para remover la sustancia crioprotectora que preservó la calidad de los embriones mientras permanecían a baja temperatura.
  • Se inserta un catéter a través del cuello uterino, y se adjunta la jeringa que contiene los embriones. Se inyectan uno o varios embriones dentro del catéter para ser depositados en la cavidad endometrial bajo control de ultrasonido abdominal. Este es un proceso rápido e indoloro. Se puede colocar más de un embrión dentro del útero al mismo tiempo, lo cual puede llevar a embarazos múltiples. El número exacto de embriones transferidos es un asunto complejo que depende de muchos factores, especialmente de la edad de la mujer, la calidad embrionaria y experiencias previas y del deseo de la mujer y/o pareja solicitante, pero actualmente es poco común que se transfieran más de dos embriones. No obstante, en algunos países la ley establece el número máximo de embriones transferibles.
  • Si un embrión se implanta en el endometrio y crece allí, se presenta el embarazo.
  • Dos semanas después se realiza una prueba de embarazo Beta HCG o una ecografía para asegurar que la transferencia se realizó con éxito.
  • Los embriones viables existentes se pueden congelar para futuras transferencias.