Contenidos

El Método ROPA

Complejidad: Intermedia

El método ROPA, Recepción de Ovocitos de la Pareja, es una técnica de reproducción asistida de mediana complejidad.

Consiste en un tratamiento único que permite a las parejas de mujeres concebir participando ambas de forma activa en el proceso de embarazo: una es la madre genética al aportar el óvulo y la otra es la madre gestante, al llevar a cabo el embarazo.

Se trata de la incubación del óvulo de la madre genética con el espermatozoide del semen donado en el laboratorio, para lograr la fecundación dentro de una incubadora. Luego, él o los óvulos fecundados, llamado(s) embrión(es) es/son transferido(s) al útero de la madre gestante con la esperanza que los embriones se implanten por sí mismos dentro del endometrio, iniciando así un embarazo.

Como la Fertilización in vitro (FIV), el método ROPA se ha simplificado mucho en los últimos años y por ende se ha vuelto más accesible, cumpliendo el sueño de muchas parejas de mujeres de poder compartir la maternidad como nunca antes.

Tásas de Éxito

65% por transferencia embrionaria.

Las tasas de éxito del método ROPA dependerán del diagnóstico reproductivo de las dos mujeres de la pareja, que se verá influido por factores como la edad, la reserva ovárica, la calidad de los óvulos, etc. En los países en los cuales la práctica de gestación sustituta está regulada, las tasas de éxito rondan los 65% por transferencia embrionaria.

Cómo y Dónde

El método ROPA es realizado por médico(a)s especializado(a)s y biólogo(a)s-embriólogo(a)s calificado(a)s en biología de la reproducción humana. En general, estos procedimientos se realizan en clínicas privadas de fertilidad y, en algunos pocos países, en hospitales públicos. El procedimiento casi siempre se realiza en forma ambulatoria en un quirófano de un centro de reproducción asistida aprobado por las autoridades sanitarias del país. En algunos países los gobiernos y/o seguros de salud cubren los costos totales o parciales del procedimiento.  Recomendamos informarse respecto a la legislación y eventual cobertura local antes de proceder al tratamiento.

El método ROPA se recomienda para las parejas de mujeres que desean compartir la maternidad y el proceso reproductivo, ya sea por propia elección y/o por motivos médicos de una integrante de la pareja, tales como:

  • Alteraciones de la calidad de los ovocitos.
  • Ausencia de ovocitos propios.
  • Ausencia o disfunción severa de los ovarios.
  • Alteraciones cromosómicas o genéticas.
  • Fracaso de otras técnicas de reproducción asistida.

 

Procedimientos

Paso 1: Estimulación Ovárica controlada, también llamada estimulación folicular 

  • A la madre genética (la mujer donante de óvulos) se le administran medicamentos, comúnmente llamados fármacos para la fertilidad, con el fin de incrementar la producción de óvulos.
  • Los fármacos para la fertilidad hacen que los ovarios produzcan varios óvulos, en vez de uno por mes (la norma para la mujer).
  • Durante este paso, la mujer será sometida a ultrasonidos transvaginales regulares para examinar los ovarios y a exámenes de sangre para controlar los niveles hormonales.

Paso 2: Extracción ovular

  • Se lleva a cabo una cirugía menor, llamada aspiración folicular, para retirar los óvulos del cuerpo de la madre genética.
  • El procedimiento casi siempre se realiza en forma ambulatoria en un quirófano de un Centro de Reproducción Asistida aprobado por las autoridades Sanitarias del país. A la madre genética se le administran medicamentos analgésicos y sedantes de tal manera que no sienta dolor durante el procedimiento. Utilizando imágenes de ultrasonido como guía, el proveedor de atención médica introduce una aguja delgada a través de la vagina y dentro del ovario y los sacos (folículos) que contienen los óvulos. La aguja se conecta a un dispositivo de succión, que extrae los óvulos y el líquido fuera del folículo, uno a la vez.
  • El procedimiento se repite para el otro ovario. La mujer puede presentar algunos dolores después de la cirugía, pero generalmente desaparecen en el día.
  • La paciente es en general dada de alta aproximadamente una hora después de finalizada la captura ovular.
  • En raras ocasiones, se puede necesitar una laparoscopia pélvica (cirugía para examinar órganos pélvicos, mediante el uso de un instrumento de visualización llamado laparoscopio) para retirar los óvulos. Si la madre genética no produce o no puede producir ningún óvulo, se pueden utilizar óvulos donados (ver Gestacion Sustituta)
  • Antes de ser dada de alta de la clínica de reproducción asistida, la paciente es informada del protocolo de medicamentos a utilizar en los próximos días, así como de posibles complicaciones del procedimiento para que se comunique inmediatamente con el médico de cabecera.

Paso 3: Inseminación y fecundación

  • Luego de haber procesado el semen del donante en el laboratorio para descartar la mayor cantidad de espermatozoides anormales y concentrar los más activos y normales agregándoles suplementos de minerales, vitaminas y antibióticos, se agregan en tubos de ensayo junto a los óvulos extraídos de los ovarios.
  • Los espermatozoides del donante procesados en el laboratorio se colocan junto con los óvulos en un tubo de ensayo en un laboratorio (proceso llamado Inseminación) y se colocan en una incubadora con controles específicos de temperatura, ph y humedad entre otros factores determinantes para lograr la fertilización. 
  • Los óvulos y los espermatozoides luego se almacenan en una cámara ambientalmente controlada llamada incubadora. Se utilizan en general entre 50 y 100 mil espermatozoides por óvulo. Generalmente, el espermatozoide entra en el óvulo unas cuantas horas después de combinarlos en el laboratorio en el proceso de inseminación, dando lugar a la fertilización.
  • Si el médico piensa que la probabilidad de que los espermatozoides fertilicen el óvulo de manera espontánea es baja, se puede inyectar directamente el espermatozoide dentro del óvulo, procedimiento denominado Inyección Intracitoplásmica de Espermatozoides (ICSI).

Paso 4: Cultivo del embrión

  • Al día siguiente del procedimiento de la extracción ovular y la inseminación de los óvulos con los espermatozoides, el biólogo establece cuántos de los óvulos fueron fertilizados, es decir cuántos contienen dos pronúcleos: uno masculino y otro femenino.
  • Desde el momento en que el óvulo fecundado se divide, se convierte en un embrión, que el personal de laboratorio vigila regularmente asegurando su crecimiento normal.
  • Al tercer día de evolución es normal que el embrión posea entre 8 y 10 células (blastómeras).
  • En aproximadamente 5 días, el embrión tiene muchas células que se dividen activamente ; Se lo denomina blastocisto.

Paso 5: Preparación del útero Se prepara el útero de la madre gestante mediante tratamiento hormonal. Lo fundamental es sincronizar los ciclos menstruales de ambas mujeres para que en el momento de la captura ovular para obtener los óvulos en una mujer, su pareja esté preparada por tratamientos hormonales para poder ser receptiva a los embriones resultantes de la Fertilización in Vitro o ICSI.

Paso 6: Transferencia del embrión

  • Los embriones son colocados dentro del útero de la madre gestante de 3 a 5 días después del retiro y fecundación del óvulo.
  • El procedimiento se hace en una sala especialmente destinada a la Transferencia Embrionaria mientras la mujer está despierta. El médico introduce un tubo delgado (catéter) por vía vaginal que contiene los embriones, a través del cuello uterino, hasta el interior del útero en la cavidad endometrial bajo el control de ultrasonido abdominal. Si un embrión se implanta en el revestimiento del útero (endometrio) y crece allí, se presenta el embarazo.
  • Se puede colocar más de un embrión dentro del útero al mismo tiempo, lo cual puede llevar a embarazos múltiples. El número exacto de embriones transferidos es un asunto complejo que depende de muchos factores, especialmente la edad de ambas madres, la calidad embrionaria y del endometrio de la madre gestante. Actualmente es muy raro que se transfieran más de dos embriones. No obstante, en algunos países la ley establece  el número máximo de embriones que se pueden transferir.
  • Los embriones viables existentes además de los transferidos que no se utilizan se pueden congelar y transferir en una fecha posterior (Para más información visita la sección Transferencia Embrionaria)

Comunicación con la paciente: Es muy importante que el médico de cabecera de las pacientes que realizan el ROPA se mantenga en comunicación constante para dar información de cómo evoluciona todo el proceso. El día de la extracción ovular la paciente y su pareja deben firmar consentimientos informados evidenciando una total comprensión y aceptación de los procedimientos a seguir.  En el día posterior a la captura ovular el médico debe indicar por vía telefónica o por medios de comunicación electrónica cuanto de los óvulos fertilizaron. A partir de ese momento debe tener una comunicación diaria para informar la evolución de los embriones y la fecha y hora de la transferencia embrionaria, así como informar verbalmente y por escrito las indicaciones a seguir como reposo y medicamentos necesarios. En ese momento deberán indicar la fecha en que será realizada la prueba de embarazo.