Contenidos

Fertilización In Vitro

Complejidad: Alta

La Fertilización in Vitro (FIV) es una técnica de Fertilización en ambiente controlado, fuera de un organismo vivo ; “In vitro” hace referencia al vidrio del tubo de ensayo del laboratorio en vez de originarse dentro del cuerpo humano en las trompas de Falopio.

Se trata de la incubación del óvulo con el espermatozoide en el laboratorio, para lograr la fecundación dentro de una incubadora donde distintos aspectos de su ambiente como el ph, la temperatura, la humedad y concentraciones de dióxido de carbono, entre otros factores, están estrictamente controlados. 

Luego, él o los óvulos fecundados, llamado(s) embrión(es) son transferidos al útero con la esperanza que los embriones se implanten por sí mismos dentro del endometrio iniciando así un embarazo. La fertilización in vitro (FIV) se puede realizar utilizando óvulos y espermatozoides propios, de la pareja o donados (ver Transferencia Embrionaria para más información acerca del proceso de transferencia de embriones.) 

La FIV era originalmente considerada un procedimiento de alta complejidad por lo que los costos solían ser elevados, y en los últimos tiempos se ha simplificado y vuelto más accesible.

Tásas de Éxito

El porcentaje de éxito FIV alcanza el 40-60% en cada ciclo, doblando las posibilidades respecto a la reproducción natural. Sin embargo, la tasa de éxito depende de muchos factores como la edad de la mujer, la cantidad de óvulos, la calidad de los ovocitos, embriones y del endometrio de la mujer.

Estadísticas

Se estima que más de 8 millones de bebés han nacido mediante el tratamiento de fertilización in vitro desde el primer nacimiento por FIV en 1978 en el Reino Unido.

Los últimos registros publicados en el mundo:
En EE.UU The American Society for Reproductive Medicine estima 255.968 ciclos (2017).
En Europa el European Society of Human Reproduction and Embryology (2014) estima 776.556 ciclos.
En Latinoamérica: Según la Red Latinoamericana de Reproducción Asistida (2015) se estiman 75.121 ciclos.

Cómo y Dónde

Los procedimientos de fertilización in vitro son realizadas por médico(a)s especializado(a)s y biólogo(a)s-embriólogo(a)s calificado(a)s en biología de la reproducción humana. En general, estos procedimientos se realizan en clínicas privadas de fertilidad y, en algunos pocos países, en hospitales públicos. El procedimiento casi siempre se realiza en forma ambulatoria en un quirófano de un centro de reproducción asistida aprobado por las autoridades sanitarias del país. En algunos países los gobiernos y/o seguros de salud cubren los costos totales o parciales del procedimiento.  Recomendamos informarse respecto a la legislación y eventual cobertura local antes de proceder al tratamiento.

Procedimientos

Paso 1: Estimulación Ovárica controlada, también llamada estimulación folicular 
  • A la mujer se le administran medicamentos, comúnmente llamados fármacos para la fertilidad, con el fin de incrementar la producción de óvulos.
  • Los fármacos para la fertilidad hacen que los ovarios produzcan varios óvulos, en vez de uno por mes (la norma para la mujer)
  • Durante este paso, la mujer será sometida a ultrasonidos transvaginales regulares para examinar los ovarios y a exámenes de sangre para controlar los niveles hormonales.
Paso 2: Extracción ovular
  • Se lleva a cabo una cirugía menor, llamada aspiración folicular, para retirar los óvulos del cuerpo de la mujer.
  • A la mujer se le administran medicamentos analgésicos y sedantes de tal manera que no sienta dolor durante el procedimiento. Utilizando imágenes de ultrasonido como guía, el proveedor de atención médica introduce una aguja delgada a través de la vagina y dentro del ovario y los sacos (folículos) que contienen los óvulos. La aguja se conecta a un dispositivo de succión, que extrae los óvulos y el líquido fuera del folículo, uno a la vez.
  • El procedimiento se repite para el otro ovario. La mujer puede presentar algunos dolores después de la cirugía, pero generalmente desaparecen en el día.
  • La paciente es en general dada de alta aproximadamente una hora después de finalizada la captura ovular.
  • En raras ocasiones, se puede necesitar una laparoscopia pélvica (cirugía para examinar órganos pélvicos, mediante el uso de un instrumento de visualización llamado laparoscopio) para retirar los óvulos. Si una mujer no produce o no puede producir ningún óvulo, se pueden utilizar óvulos donados.
  • Antes de ser dada de alta de la clínica de reproducción asistida, la paciente es informada del protocolo de medicamentos a utilizar en los próximos días, así como de posibles complicaciones del procedimiento para que se comunique inmediatamente con el médico de cabecera.
Paso 3: Inseminación y fecundación
  • Luego de haber procesado el semen en el laboratorio para descartar la mayor cantidad de espermatozoides anormales y concentrar los más activos y normales agregándoles suplementos de minerales y vitaminas y antibióticos.
  • Los espermatozoides del hombre procesados en el laboratorio se colocan junto con los óvulos extraídos de los ovarios en un tubo de ensayo en un laboratorio y se colocan en una incubadora con controles específicos de temperatura, ph y humedad entre otros factores determinantes para lograr la fertilización. 
  • Los óvulos y los espermatozoides luego se almacenan en una cámara ambientalmente controlada llamada incubadora. Se utilizan en general entre 50 y 100 mil espermatozoides por óvulo. Generalmente, el espermatozoide entra en el óvulo unas cuantas horas después de combinarlos en el laboratorio en el proceso de inseminación, dando lugar a la fertilización.
  • Si el médico piensa que la probabilidad de que los espermatozoides fertilicen al óvulo de manera espontánea es baja, se puede inyectar directamente el espermatozoide dentro del óvulo, procedimiento denominado Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI).
Paso 4: Cultivo del embrión
  • Al día siguiente del procedimiento de la extracción ovular e inseminación de los óvulos con los espermatozoides, el médico o biólogo establece cuántos de los óvulos fueron fertilizados, es decir cuántos contienen dos pronúcleos, uno masculino y otro femenino.
  • Desde el momento en que el óvulo fecundado se divide, se convierte en un embrión, que el personal de laboratorio vigila regularmente asegurando su crecimiento normal.
  • Al tercer día, es normal que el embrión posea entre 8 y 10 células (blastómeras).
  • En aproximadamente 5 días, el embrión tiene muchas células que se dividen activamente ; Se lo denomina blastocisto.
Paso 5: Transferencia del embrión
  • Los embriones son colocados dentro del útero de la mujer entre 3 y 5 días después del retiro y fecundación del óvulo. Detallamos en procedimiento en la sección transferencia embrionaria.
Comunicación entre paciente y cuerpo médico  Es muy importante para la paciente o pareja, comunicarse de manera periódica con el/la médico(a) de cabecera para monitorear la evoluciona del tratamiento.
  • El día de la extracción ovular la paciente (y su pareja) debe(n) firmar consentimientos informados evidenciando una total comprensión y aceptación de los procedimientos a seguir. 
  • En el día posterior a la captura ovular, el médico debe indicar por vía telefónica o por medios de comunicación electrónica cuántos óvulos fertilizaron. A partir de ese momento, se debe tener una comunicación diaria para informar a la paciente sobre la evolución de los embriones, la fecha y hora de la transferencia embrionaria, así como comunicar las indicaciones a seguir por la paciente (incluyendo tiempos de reposo y medicamentos necesarios.)
  • Finalmente, se indica la fecha en que será realizado el test de embarazo para confirmar el éxito de la FIV.