Psicología y Sociología

Aspectos Psicológicos y Sociológicos de Nuevas Formas Familiares 

La misión de Planea tu familia® es informar y educar a todas aquellas personas que quieran formar una familia sobre todas las posibles maneras de concretarlo. Por eso pensamos que estudiar y entender los aspectos psicológicos y sociológicos de los niños nacidos en familias de estructuras no tradicionales es clave, sobre todo en un contexto en el cual existen todavía muchos preconceptos que, no solo pueden ser nocivos para dichos niños, sino también influenciar a los progenitore(a)s intencionales en sus decisiones.

Susan Golombok

Para compartir información de autoridad, nos basamos en los estudios de Susan Golombok, eminencia en el asunto. Susan es profesora en investigación familiar, directora del centro de investigación sobre la Familia de la Universidad de Cambridge, Inglaterra.

Su investigación analiza el impacto de las nuevas formas familiares en la crianza de los hijos y el desarrollo del niño, específicamente las familias de madres lesbianas, las familias de progenitores gays, las madres solteras por elección y las familias creadas por tecnologías de reproducción asistida, incluida la Fertilización in Vitro (FIV), la  Inseminación intrauterina, la Donación de óvulos y la Gestación Sustituta.

Su investigación no solo ha desafiado las suposiciones comunes sobre estas familias, sino que también ha contradicho teorías del desarrollo infantil que demuestran que los aspectos estructurales de la familia, como el número, el género, la orientación sexual y la relación genética de los progenitores, son menos importantes para el bienestar psicológico de los niños que la calidad de las relaciones familiares.

Sus contribuciones en forma de papers, libros y artículos son numerosísimas, fue publicada en la más importantes revistas científicas del mundo y presentado en foros de importancia como en la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (European Society of Human Reproduction and Embryology)

Modern Families es su libro más reciente que tomamos como referencia y recomendamos desde Planea tu familia®, ya que es un recordatorio oportuno de que cada familia es diferente, y que las familias son fluidas y flexibles. La investigación realizada por Golombok y sus colegas proporciona una base firme e informada para analizar los aspectos psicológicos de niños nacidos en familias diversas.

 

“La gente siempre asume con las nuevas estructuras familiares que es malo para los niños; que cuanto más se desvíen las familias del “patrón oro” de la familia nuclear, más problemático será para los niños. En realidad, cuanto más estudiamos estas familias y tenemos datos sólidos sobre lo que sucede, descubrimos que no es el caso.”

“La conclusión que sacaría de todo esto es que la estructura familiar es mucho menos importante para el bienestar de los niños que la calidad de las relaciones familiares. Y a veces, cuanto más inusual es la estructura familiar, en realidad, mejores son las relaciones, porque estos son padres que realmente quieren tener hijos y eso es muy importante.”

“Muchas de estas familias realmente han luchado contra las probabilidades de ser padres y creo que eso es lo que hace la diferencia. Es la idea muy antigua de los niños buscados. Pero creo que eso es realmente el punto crucial de todo esto.”

De la familia tradicional a la familia actual: Mitigando sesgos

Los niños de progenitores del mismo sexo o concebidos por reproducción asistida prosperan, desafiando la supremacía de la familia tradicional.

Durante mucho tiempo, la gente creyó -y sigue creyendo- que la estructura familiar tenía una importancia primordial. La familia tradicional de dos progenitores con padre y madre heterosexual casados, biológicamente relacionados con sus hijos era el estándar. Las variantes “no tradicionales” como por ejemplo las familias monoparentales o familias con padrastros siempre fueron condenadas como subóptimas. Las variaciones más recientes, conocidas como “nuevas formas familiares”, que involucran a progenitores del mismo sexo y familias creadas por tecnologías de reproducción asistida, también han experimentado un estigma. Sin embargo, la investigación sobre estas variantes más modernas no solo respalda su valor sino que cuestiona seriamente la primacía aceptada una vez de la estructura familiar tradicional.

La investigación de Susan sobre las nuevas formas familiares reunidas en los últimos 35 años ha demostrado que los niños de estas familias se desempeñan tan bien como los niños criados en familias tradicionales. Su investigación ha sido confirmada por otros investigadores como por ejemplo por Viveca Söderström-Anttila’s, consorcio escandinavo.

Sus estudios son longitudinales y dinámicos ya que siguen a niños en varias etapas de la vida, incluyendo robustos y aceptados tests psico-sociales y psicométricos para saber evaluar el bienestar real de los niños. La evidencia también revela que los niños no son menos masculinos en términos de identidad y comportamiento, y las niñas no son menos femeninas, cuando crecen con progenitores de un solo sexo o del mismo género.

Para algunos, estos hallazgos no serán sorprendentes. Los niños en estas nuevas formas familiares suelen ser niños muy buscados con progenitores comprometidos y comprometidos. No nacen casualmente. Estos progenitores a menudo han hecho grandes esfuerzos para tener hijos, lo que requiere un tratamiento de fertilidad de media o alta complejidad y/o la superación de uno o varios prejuicio(s) considerable(s). Muchos progenitores homosexuales han dicho que nunca soñaron que llegaría el día en que serían progenitores.
Algunos estudios encuentran relaciones más positivas en estas formas familiares incluso que en las familias tradicionales.

La investigación de Susan muestra que los niños de familias de estructura no tradicional tienen la misma probabilidad de que les vaya bien o tengan problemas que los niños en las familias tradicionales, dependiendo de factores como la calidad de la crianza, las características personales de los niños y, lo que es más importante, el entorno social en el que se crían. Eso incluye las actitudes de la sociedad hacia la familia. Por lo tanto, cabe destacar que los prejuicios y la estigmatización si pueden dañar a estos niños, cuando en realidad no hay nada en sus familias que los ponga directamente en riesgo.

Ajuste psicológico según el número de progenitores presentes en la crianza

En cuanto al número de progenitores presentes en la crianza, cuando tomamos como ejemplo a las familias solteras, la investigación muestra que los niños corren más riesgo de problemas psicológicos que sus contrapartes de las casas donde el padre está presente. Esto aplica a las familias de madres solteras formadas por divorcios, así como a las encabezadas por madres solteras. Sin embargo, esta diferencia se explica en gran medida por factores que a menudo acompañan a la maternidad única, como las dificultades económicas, la depresión materna y la falta de apoyo social, así como los factores que se produjeron antes de la transición a un hogar de un solo progenitor, como el conflicto de los involucrados. Cuando controlamos estos factores, las diferencias en el ajuste psicológico entre los niños con y sin progenitores desaparecen en gran medida.

Padre vs Madre: el ajuste psicológico según el número de progenitores presentes en la crianza

La evidencia sugiere, por lo tanto, que la presencia de padres en la vida de los niños no es esencial per se. En cuanto a las madres, los hallazgos de Susan llevan a la controvertida conclusión de que la presencia de una madre no es esencial para el bienestar de los niños o su desarrollo de una conducta de tipo sexual. Aunque solo se han realizado una pequeña cantidad de estudios, los resultados disponibles no muestran evidencia de niveles elevados de problemas de adaptación infantil o desarrollo de género atípico entre niños con familias de padres gays de dos padres e hijos de lesbianas de dos padres o heterosexuales de dos padres hogares. Los niños pueden, al parecer, estar bien sin una madre.

Estos hallazgos desafían las teorías ampliamente sostenidas sobre el desarrollo infantil y cuestionan la importancia de la familia tradicional en proveer a los niños con padres y a las niñas con madres sobre las cuales modelar su comportamiento. La investigación emergente sobre las familias encabezadas por sus padres hasta cuestiona la centralidad de la madre.

Para concluir, la investigación sobre nuevas formas familiares contradice los prejuicios convencionales, lo que confirma lo que muchos progenitore(a)s de esas familias y aliado(a)s han sabido durante mucho tiempo: los niño(a)s se desarrollan y desempeñan tan bien como los niños criados en formas familiares tradicionales.

Referencias:

https://www.theguardian.com/science/2012/oct/07/three-parent-families-susan-golombok
https://www.childandfamilyblog.com/author/susan-golombok/
https://www.cam.ac.uk/research/features/families-with-a-difference-the-reality-behind-the-hype

¡Comparte esta página!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email

¿Haz probado nuestro formulario?

Contiene no más de tres pasos, y podrás ver opciones de reproducción asistida personalizadas para tí.

Contenidos